Inicio  
La Fertilidad  
Medicina
Reproductiva
 
Andrología  
Cirugía Mínimamente
Invasiva
 
Cirugía Vaginal
y de Incontinencia Urinaria
 
Menopausia
y Climaterio
 
Sindrome Ovárico Micropoliquístico
       
 
Dr. César Cafatti Jamarne
Gineco-Obstetra
Infertilidad
Cirugía Laparoscópica

 

       
Mi Presentación
Ubicación
Contacto
         
     

Cirugía Mínimamente Invasiva.

Hoy es posible eliminar o aminorar los inconvenientes de la cirugía invasiva tradicional reduciendo la extensión de la herida operatoria en el abdomen; en resumen, disminuyendo la faz invasiva de la operación.

Sin embargo, aunque realicemos incisiones pequeñas en la cirugía tradicional, éstas deberan ser lo suficientemente amplias como para permitir el paso de los dedos del cirujano, la colocación de separadores para mantener abierta la brecha operatoria y el paso de los instrumentos necesarios para efectuar una correcta intervención.

Actualmente podemos lograr una cirugía que reduce al máximo la invasión del organismo (mínimamente invasiva , mini - invasiva, en inglés Minimaliy Invasive Surgery), con gran beneficio para la paciente y que permite realizar la mayoría de las intervenciones que se realizan con la cirugía tradicional.

Esta cirugía mínimamente invasiva se logra mediante las técnicas laparoscópicas.

En síntesis, la técnica laparoscópica consiste en penetrar el abdomen, generalmente a nivel del ombligo, mediante una punción con una aguja de una milímetro de diámetro por la cual insuflamos el abdomen a una presión de 12 milímetros de mercurio, con lo que se forma una bóveda lo suficientemente amplia para poder trabajar en su interior.

Luego, a través de una pequeña incisión que sólo tiene un centímetro de diámetro, deslizamos un tubo metálico provisto de un sistema de óptica, cámara de video y una potente luz (luz fría conducida por fibra óptica), lo que nos permite visualizar todo el campo operatorio amplificado en un monitor (televisor) o bien localizar un órgano o parte del mismo, donde veremos también, con gran detalle, algunos aspectos importantes de la cirugía, como vasos sanguíneos pequeños, adherencias, etcétera.Para poder efectuar la operación se realizarán a los lados del abdomen dos o tres pequeñas punciones de cinco milímetros de diámetro, y por las mismas se pueden pasar instrumentos especiales muy finos pinzas, tijeras, bisturí eléctrico, separadores, agujas, etcétera, que nos permitirán realizar la operación deseada.

En el presente, la gran mayoría de las cirugías ginecológicas que antes se hacían por medio de una incisión grande, se pueden hacer, gracias al avance de la tecnología, por estos medios mínimamente invasivos. Los ginecólogos con entrenamiento y experiencia especializada en este tipo de cirugía pueden hacer los siguientes procedimientos para curar patologías ginecológicas:

  • Laparoscopía diagnóstica.
  • Cirugía para tratamiento de infertilidad (liberación de adherencias, cirugía de trompas y ovarios, endometriosis, etc.).
  • Cirugía de trompas y ovario (quistes de ovarios, endometriosis, enfermedad pélvica inflamatoria, ligaduras de trompas, etc.).
  • Cirugía del útero por patología benigna (miomas, pólipos, histerectomías, etc.).
  • Cirugía de tumores ginecológicos.
  • Cirugía de suelo pélvico, incontinencia urinaria, dolor pélvico crónico, etc.

Ventajas:

  • Mayor precisión quirúrgica. El área de interés se magnifica y se muestra en un monitor de imagen.
  • Menor tiempo de hospitalización. Es posible dar el alta el mismo día o al día siguiente de la intervención.
  • Recuperación más rápida, que permite incorporarse antes a la vida diaria.
  • Menor tasa de complicaciones.
  • Menor dolor postoperatorio.
  • Menor incidencia de adherencias postoperatorias (cicatrices internas), que pueden provocar en algunas pacientes dolor y obstrucciones intestinales en algún momento de su vida.
  • Mejores resultados estéticos: mínima cicatriz abdominal, prácticamente invisible.


 
 
     
         
 
generado por: magicwilloweb.com